10 consejos de tiro defensivo que podrían salvar tu vida

0

10 consejos de tiro defensivo que podrían salvar tu vida

Tener una pistola es una cosa, pero saber cómo manejarla es algo completamente distinto. Si no sabes cómo usar adecuadamente tu arma de fuego en una situación de autodefensa, no solo tus posibilidades de supervivencia bajan, sino que tus posibilidades de dañarte accidentalmente a ti mismo o a otra persona aumentan.

Afortunadamente, todo esto se puede remediar con un poco de práctica regular en el campo de tiro donde puedes entrenar con tus habilidades de tiro defensivo y sentirte cómodo con tu arma elegida. Los consejos que estás a punto de aprender en este artículo se aplican independientemente del tipo de arma de fuego que estés utilizando.

Estos son los diez mejores consejos de tiro defensivo que podrían salvarte la vida:

1. Compra suficiente munición

¿De qué sirve un arma sin munición? Podría servirte bien como porra, pero eso es todo. Por lo tanto, el primer consejo de tiro defensivo es comprar suficiente munición para practicar tu tiro defensivo en primer lugar.

Dado que la munición es un poco cara, puedes evitarlo adquiriendo el hábito de comprar sólo una o dos cajas a la semana. Como resultado, tu reserva crecerá de forma constante.

2. Obtén un agarre de disparo adecuado

Para sostener una pistola correctamente, debes tener ambas manos envueltas firmemente alrededor del mango de la pistola con ambos pulgares hacia adelante. Los dedos de tu mano débil deben estar envueltos alrededor de los dedos de tu mano que dispara. Mantén la pistola a la altura de los ojos para poder mirar hacia abajo.

3. Alinea las mirillas

Alinea la mira delantera con la mira trasera. Deseas que la mira delantera apunte directamente al objetivo. Tu ojo debe enfocarse directamente en la mira delantera. Por lo tanto, el punto de mira trasero y el entorno más allá del punto de mira delantero deberían estar un poco borrosos.

4. Mantén ambos ojos abiertos

Lo normal es cerrar el ojo no dominante cuando se mira por la mira de un arma de fuego. Esto es un gran error por dos razones: provoca una fatiga extrema en los párpados y cierra la mitad del campo de visión (por lo que es posible que no puedas ver a un enemigo que se acerca).

Para remediarlo, mantén el ojo delantero bien abierto y el segundo ojo entrecerrado pero abierto.

5. Mantén el dedo “Indexado”

Una de las normas básicas de seguridad de las armas es no poner nunca el dedo en el gatillo hasta que se estés preparado para disparar para evitar disparar accidentalmente. Mantén el dedo “indexado”, es decir, apoyado en el armazón del arma, por encima del seguro del gatillo.

10 consejos de tiro defensivo que podrían salvar tu vida

6. Controla tus disparos

Disparar a lo loco y rezar para que de en el blanco es divertido en los videojuegos, pero es una técnica de tiro horrible en la vida real. Hace que el arma sea incontrolable, disminuye las probabilidades de que aciertes a tu objetivo y aumenta las de que le des accidentalmente a alguien que no quieres.

Más bien, controla tus disparos para que cada uno de ellos sea deliberado. Si quieres practicar los dobles disparos, está bien, pero nunca debes disparar balas que no tenías intención de disparar o que estaban fuera de tu control. Evita también las sacudidas (cuando sacudes el arma cuando no dispara).

Para practicar el no acobardarte, carga algunos cartuchos reales y de prueba en el cargador, pero no sepas en qué orden están. Cuando el cebador golpee un cartucho falso y te sobresaltes, tendrás que corregirlo.

7. Recargar sin mirar

Mirar el arma mientras se carga a tientas es terrible. Te desconcentra del entorno y demuestra que no eres un tirador debidamente entrenado. Por lo tanto, practica mucho el cambio de cargadores y el movimiento de la corredera para recargar el arma.

Mantén la vista fija en el entorno que te rodea mientras expulsas el cargador gastado, extraes uno nuevo, lo introduces en el arma y montas la corredera. Acerca el arma a ti también cuando la recargues antes de volver a adoptar una postura de disparo natural y adecuada.

8. Aprende cómo disparar con una mano

Si bien debes tratar de obtener un agarre con las dos manos si es posible, algunos escenarios defensivos pueden requerir que solo dispares con una mano si necesitas actuar rápidamente. Por lo tanto, también debes practicar disparar con una mano.

Cuando dispares con una mano, mantén el brazo con el que disparas estirado, mientras que la mano con la que no disparas debe estar apretada y pegada al torso. De esta forma sabrás dónde está la mano con la que no disparas y no correrás el riesgo de que quede fuera de tu campo de tiro.

9. Aprende cómo eliminar atascos

No importa si compras la pistola más confiable del planeta; experimentar un atasco es una posibilidad muy real. Del mismo modo que debes practicar la recarga, también debes practicar la eliminación de atascos para poder volver a lucha.

El procedimiento habitual en caso de atasco es golpear firmemente el cargador (la mayoría de los atascos se deben a que el cargador no se ha introducido completamente), y luego reajustar la corredera para expulsar el cartucho fallido/atascado. Si esto falla, expulsa el cargador existente y carga uno nuevo. Si esto tampoco funciona, el problema es mayor.

10. Practica mucho

El viejo dicho dice que la práctica hace al maestro, y practicar disparar tu arma en el campo de tiro no va a ser menos. Establece como regla que practicarás en el campo de tiro un mínimo de una vez al mes, con un mínimo de doscientos cincuenta disparos cada vez.

Conclusión

Entre poseer dos pistolas y no saber cómo usarlas, o ser dueño de una y ser un maestro en ello, la segunda opción es ciertamente más preferible si te tomas en serio la defensa de tu vida.

Toma en serio los consejos que has aprendido en este artículo y aplícalos durante tu tiempo de tiro real. Si tienes alguna duda con respecto a tu arma y como solucionar problemas seguro que tu armero de confianza estará encantando de ayudarte.

Te puede interesar: 3 tipos de armas que todo prepper debería tener



Suscríbete a la web por correo electrónico

¡Si no te quieres perder nuestras actualizaciones deja que te avisemos por correo electrónico! Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas sobre supervivencia.

Únete a otros 19 suscriptores

Supervivencia Urbana
Supervivencia Urbana

Estar preparado es el primer paso para proteger la propia libertad, esa que incautamente hemos dejado a otros para que nos la guarde.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deja un comentario

Supervivencia Urbana
Logo